RESUMEN

El proceso de construcción del estado-nación en Chile en el siglo XIX fue prolongado. Desde varios puntos de vista - político, social y económico, entre otros - es posible postular que a lo largo del período 1829-1880 estuvo sometido a diferentes tensiones que no solamente lo dilataron, sino que requirieron de acuerdos socio-políticos amplios que comenzaron a dar sus frutos una vez que fueron superadas las contradicciones que dieron origen a las guerras civiles de la década de 1850. Fue sólo entonces que el proceso de organización política y territorial adquirió mayor velocidad, aunque no estuvo ausente de agudos problemas, y abrió paso al proceso de modernización del país.